696 071 531 [email protected]

Error de diagnóstico que derivó en el fallecimiento de una paciente

Hemos conseguido una sentencia que condena a una clínica privada de Valencia a indemnizar por responsabilidad civil médica a la hija de una paciente que falleció tras permanecer tres días ingresada en el centro por una oclusión intestinal mal diagnosticada y mal tratada.

La paciente ingresó por urgencias, siendo la tercera vez que lo hacía en varios meses, las dos veces anteriores fue diagnosticada de suboclusion intestinal que se resolvió con sonda nasogástrica y tratamiento conservador, esta tercera vez, por exceso de confianza en el Servicio de Urgencias pensaron que se trataba del mismo cuadro, y no le realizaron un TAC ni le colocaron sonda nasogástrica, dejándola ingresada con tratamiento conservador y analgésicos.

Los médicos pasaron por alto los signos de alarma, hasta que el tercer día de ingreso la paciente comenzó a empeorar, entrando en sock séptico y falleciendo unas horas después.

La condena se produce por un error de diagnóstico en urgencias y por una infracción de la praxis médica durante el ingreso en planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.