962 057 003 [email protected]

Muerte por falta de asistencia médica

sala de hemodiálisis

Falta de asistencia médica

Una reciente Sentencia condena a la Administración Sanitaria por falta de vigilancia médica en la atención de una paciente que falleció por falta de asistencia médica.

¿Qué sucedió?

La fallecida era una paciente de alto riesgo ya que se le había implantado una prótesis mitral y debía ser vigilada. La paciente había de someterse a sesiones de diálisis y debido justamente al peligro que podía entrañar, dichas sesiones deberían haberse realizado en el propio Centro Hospitalario.

No obstante, y ese es el primer error, las sesiones de diálisis se le practicaron en un centro concertado, gestionado por una empresa adjudicataria de concurso público, a sabiendas de la recomendación del equipo de cirugía de no derivarla a dicho centro.

Y sucedió lo peor

Durante una sesión de hemodiálisis, la paciente sufrió una parada cardiorespiratoria. En el Centro concertado no había ni médico, ni personal formado para reanimación cardiopulmonar y NI TAN SIQUIERA había carro de paradas, por lo que nadie pudo hacer nada hasta que llegó la ambulancia, demasiado tarde, para salvar la vida a esta mujer.

¿Quién vigila que los contratos con Sanidad SE CUMPLEN?

desfibriladorPorque en el pliego de condiciones por el que se le adjudicó los Servicios de diálisis a esta empresa figuraba la OBLIGACIÓN de que en el Centro hubiera necesariamente desfibrilador y carro de paradas con monitor de constantes vitales y figuraba, la obligatoria presencia de UN MÉDICO mientras los pacientes se sometían a las sesiones de diálisis. Ninguna de estas condiciones que figuraban en el pliego de adjudicación las cumplió la empresa adjudicataria.

La pregunta es muy obvia y se hace necesaria ¿Cómo es que Sanidad NO CONTROLA las concesiones sanitarias externas que efectúa? ¿Cómo es que Sanidad EXPONE a los pacientes de este modo?

Hacer caso a los médicos

Tampoco es entendible que pese a que el equipo de cirugía que atendió a esta paciente RECOMENDÓ que las sesiones las realizara en el propio Hospital (donde SI que existen médicos, SÍ que existe personal especializado y SÍ que existen equipos para afrontar CON PRONTITUD cualquier anomalía), la paciente fuera derivada a otro centro que NO cumplía con las estructura suficiente para poder salvarle la vida. Y aún en el caso de que la hubiera, la opinión del MÉDICO es la que debe tenerse en cuenta, ya que es el médico el que conoce a su paciente y es el responsable de su salud, por lo que resulta incomprensible que, ante una recomendación médica, Sanidad haga y deshaga a su libre albedrío.

Los responsables sanitarios deberían adquirir la conciencia de que, debido a su irresponsabilidad ha fallecido una paciente. La vida de las personas, su salud, es la responsabilidad de Sanidad. Es su obligación, es su cometido y debe de llevarlo a cabo con la plenitud de garantías para los enfermos. Solo así se evitaran casos tan desgraciados como el presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies