962 057 003 [email protected]

COVID-19 Rebrotes en fiestas

No, no podemos olvidarnos de la responsabilidad personal e individual que cada uno de nosotros tenemos o hemos de tener frente al COVID-19. Nuestra responsabilidad directa ante tomar y seguir estrictamente todas las medidas y recomendaciones sanitarias para evitar propagar el virus, evitar contagiarlo y contagiarse.

Pero Sanidad algo de responsabilidad también tiene ¿no?

Y no sólo Sanidad, estamos hablando de todas las Administraciones que de una forma u otra dicten normas o recomendaciones. Estamos hablando de los responsables públicos en evitar y frenar el contagio de la pandemia.

¡Vámonos de fiesta!

Por y a pesar de, como hemos dicho, la responsabilidad personal, hemos de indicar por otra parte que las autoridades, aún cuando restrinjan las actividades, siguen siendo proclives a mantener las fiestas patronales u otras actividades lúdicas.

Mucho cuidado. No somos de la opinión de prohibir las fiestas populares, las manifestaciones lúdicas, culturales o recreativas. Más bien al contrario. Lo que SÍ que opinamos es que si se hacen, se han de hacer CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD. Si no se pueden garantizar, mejor es que no se realicen.

Un pueblo como ejemplo.

Las fiestas patronales de una localidad valenciana son durante el mes de Julio. Este año, el Ayuntamiento suprimió algunas actividades al ser representativamente multitudinarias, como algunas de fuegos artificiales, de procesiones, e incluso suspendió cenas populares. Pero aún así, los festejos que se mantuvieron, según testigos que nos han relatado, terminaron siendo un descontrol y poco a poco se fueron dando aglomeraciones de gente en las que se fue descontrolando el uso de medidas de seguridad.

¿Es responsable el Ayuntamiento?

SI, al margen, repetimos de la responsabilidad individual, la responsabilidad colectiva es de los organizadores. Si no hay suficientes policías locales o la suficiente vigilancia para evitar aglomeraciones o focos de contagio, si el Ayuntamiento no puede ofrecer suficientes medidas de prevención y control (en este caso fue evidente la falta de operatividad de la vigilancia), el Ayuntamiento ES RESPONSABLE de mantener y promover un acto, una actividad en la que PUEDES CONTAGIARTE de COVID-19.

Diez días después

Este puede ser el resultado de la irresponsabilidad del Ayuntamiento. Unos diez días después de las fiestas patronales, nos despertamos con la noticia de que 11 ancianos y tres trabajadores de una residencia de la localidad, han dado positivo en Coronavirus. Al parecer, el virus entró a través de una de las trabajadoras.

Es de destacar además que esta residencia había sido YA intervenida por la Generalitat Valenciana, con lo que muy posiblemente, algún protocolo de seguridad ha sido omitido.

Conclusión: Diez días después de celebrar las fiestas patronales, fiestas en las que no se siguió estrictamente las medidas de distanciamiento social (lo han dicho muchos testigos), diez días después… nos hallamos con un brote de Coronavirus en la localidad ¿Casualidad?

… ¿o irresponsabilidad?

NO TODA la responsabilidad es la individual. El virus no solo se propaga por la falta de prudencia de una familia al celebrar un cumpleaños o la falta de prudencia de unos jóvenes en su ocio nocturno.

También las Autoridades son responsables al permitir actos que pueden ser susceptibles de ser multitudinarios y en los que difícilmente se pueden guardar las distancias de seguridad. En realidad, la irresponsabilidad NO es por permitir celebrar esos actos, sino en no poner los suficientes medios y recursos humanos para que se puedan celebrar CON SEGURIDAD.

Las fiestas patronales se han de disfrutar con seguridad. Es como mejor disfrutaremos de la fiesta.

Coronavirus COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies