Archives for Sanidad Pública

¿Caos en Oncología Ginecológica del Clínico?

Una noticia aparecida en el periódico hizo que nos lleváramos las manos a la cabeza.: “Alerta en el Clínico por la reducción de la supervivencia de mujeres con cáncer…”

La noticia hace referencia a un informe que emitió la Comisión de Gestión Interna de Conflictos del Hospital Clínico de València. En dicho informe, que lleva fecha del pasado 12 de abril, se recogen las manifestaciones de distintos facultativos en las que relatan sus malestares por la forma en que se ven obligados a desarrollar su trabajo.

Los médicos relatan a esta Comisión que se ha ido marchando el personal estatutario hasta quedar una única persona experta en realizar cirugías oncólogo-ginecológicas, lo cual incide en la reducción de la supervivencia de las mujeres con cáncer, cosa que al parecer se viene dando durante los últimos años en esa Unidad. Los facultativos han dirigido durante un tiempo escritos a la Dirección instándoles a revisar y comprobar las cifras de mortalidad de la Unidad y nadie les ha contestado.

Por otra parte, se quejan que se está generalizando la aplicación de quimio a las pacientes en lugar de cirugía, por parte de otros profesionales adscritos al servicio sin la suficiente preparación y experiencia, es decir, “…meter quimio, que no es complejo, en lugar de complicarme la vida en reseccionar tumoraciones…” Según los especialistas, la reducción de las intervenciones lo que hace es empeorar las posibilidades de curación de un cáncer.

Y por último parece ser que como “agradecimiento” de la dirección a los profesionales que se quejan de este caótico servicio, les asignan funciones y tareas alejándolos del Hospital y derivándolos a otros centros, no pudiendo participar ni implicarse en actividades asistenciales mucho más específicas, no sólo en el área de las Consultas Externas, sino en el área quirúrgica… es decir, los marginan, los discriminan, los excluyen, los relegan… los arrinconan, hasta que, algunos de ellos, cansados, terminan yéndose…

¿Qué nos sorprende?

Sorprende la actitud de la dirección del Hospital, ya que, ante unas declaraciones del personal facultativo que en principio, no tiene más interés que el Bienestar del Enfermo y su curación, sorprende que ante justas peticiones de mejoras en el Servicio, la Dirección responda con represalias… Ante unas más que evidentes sospechas de que algo no va bien en el tratamiento a las Pacientes, la Dirección ningunee a quienes lo denuncien y cierre el tema como si aquí no pasara nada.

¿Cuánto hace de este informe? Hace casi tres meses y ¿Ha investigado la dirección del Hospital? ¿Ha hecho un estudio serio de lo que sucede y si en efecto esta forma de llevar el Servicio puede ser proclive a AUMENTAR la mortalidad de las Pacientes? ¿Ha informado a su vez siquiera para tranquilizar a TODAS las Pacientes que utilizan el Servicio de Oncología Ginecológica del Hospital Clínic de València? Pues NO, NO y NO.

Si la dirección del Hospital no ofrece datos reales de la situación de la mortalidad de los Pacientes de ese Servicio, lo que tendemos a pensar es que están TAPANDO una realidad, en lugar de dar o buscar soluciones. Si es así, es una IRRESPONSABILIDAD muy muy grave.

Menos descaro y más seriedad

Señores de la Dirección: Ya no decimos “Piensen en el Paciente”, de eso, gracias a Dios, ya se encargan los facultativos, SÍ, ese personal médico al que terminan menospreciando sólo por preocuparse de su enfermo, de su paciente. Lo que encarecidamente invitamos a la Dirección del Hospital y extensivamente a la Consellería de Sanidad es que por lo menos Gestionen y Gestionen bien y se preocupen de Gestionar bien ¿No se dan cuenta? Hay personas que MUEREN por su mala gestión.

Enchufes en la Sanidad y tratos de favor

La Sanidad Valenciana y Andaluza NO es transparente

Comentamos el reciente programa que emitió la cadena Cuatro, en el Punto de Mira, un reportaje que aborda los casos de contrataciones irregulares en la Sanidad Pública de Andalucía y la Comunidad Valenciana

Bolsa de trabajo: algo huele mal…

Así es, la realidad apunta que, por ejemplo, en un Hospital analizado, hasta un 36% del personal (más de 100 médicos), ha sido designado a dedo o saltándose los puestos de la Bolsa de Trabajo.

La Bolsa es ese sitio donde están apuntados los médicos y en virtud de su curriculum, sus conocimientos desarrollados, su historial académico y otras valoraciones más, van sumando puntos. Por tanto, los médicos que más puntos tienen, son los primeros de la lista y son los primeros que deberían poder optar a un puesto de trabajo que cubra su especialidad bajo los criterios de Capacidad, Méritos, Formación y Competencia, es decir, criterios objetivos.

Pero ¿Qué sucede si estás de los primeros en la Bolsa y un puesto de trabajo al que aspiras se lo dan a alguien que se encuentra en una posición inferior? ¿Realmente nos tenemos que creer los ciudadanos que NO hay una “Mano Negra”?

¿Para qué sirve el enchufismo?

Incluso se dan casos de coacciones a médicos y enfermeros para que renuncien a su plaza y así quedar esta libre para poder meter personal de confianza. El enchufismo NO es independiente. A la hora de recetar, a la hora de derivar a determinados especialistas o a la hora de la realización de determinadas pruebas, el médico “enchufado” habrá de seguir necesariamente los métodos que le imponga la Administración, NO SEGUIRÁ, ni recetará, ni derivará, ni efectuará las pruebas que NECESITE el Paciente.

Y los altos cargos… con mayor descaro si cabe

En el reportaje se menciona que el actual director de gestión sanitaria de la Generalitat Valenciana, es un escritor y periodista sin ninguna relación aparente con el mundo de la medicina. La recién nombrada directora del Hospital La Fé de Valencia, sí que es médico, pero desde hace más de 10 años que no ejerce, ya que se ha dedicado íntegramente al mundo de la política.

En ambos casos fueron nombrados tras una convocatoria de empleo a la que también accedieron otros candidatos en principio con más méritos y experiencia para los puestos de trabajo ofertados. ¿Qué sucedió? ¿Por qué se nombraron a estas personas para ocupar unos puestos de tanta, tantísima responsabilidad?

Lo cierto es que los periodistas del programa intentaron hablar con distintos responsables, pero en ningún momento quedan claramente especificados los motivos por los que la Comisión que estudiaba dicha convocatoria optó por los mencionados en detrimento de otras ofertas, en principio, más aptas.

“… ¿Eres buen médico si recetas poco y barato? … Si, para la Administración, Si.”

Médicos afines políticamente a los gobernantes, candidatos con menos méritos que otros y que son puestos a dedo haciendo un simulacro de concurso público… ¿Qué pretende Sanidad con este tipo de actuaciones que, dicho sea de paso, se saltan a su vez la normativa de contratación laboral pública?

Algunos de los entrevistados afirman que un médico contratado a dedo es más “obediente” con las indicaciones de Sanidad, indicaciones que en muchas ocasiones van en detrimento de los pacientes, indicaciones que en muchas ocasiones pueden dar origen a Negligencias Médicas.

Podéis ver el programa completo siguiendo el LINK
El programa es de fecha de emisión 30 de abril de 2018

NO a la Violencia

En ocasiones, ante una falta de atención médica o ante una actuación sanitaria deficiente, hemos visto por los medios informativos, que un paciente ha llegado a agredir a un personal sanitario. Desde aquí hemos de manifestar nuestra MAS ABSOLUTA REPULSA Y CONDENA por estos hechos. ¿Por qué? Simple y llanamente porque no hay nada que justifique el uso de la violencia.

Es decir: Nos podemos encontrar con desatenciones médicas, con actuaciones negligentes de médicos/as o enfermeros/as. Y ante esto, aquí siempre hemos aconsejado y aconsejamos , DENUNCIAR tales hechos. Siempre denunciar, nunca la agresión. La violencia nunca lleva a nada. Al menos, a nada positivo. Es perfectamente entendible la indignación, la rabia o el dolor cuando un ser querido es víctima de una negligencia médica. Pero la violencia, lejos de arreglar nada, empeora las cosas. Porque es reprobable de por sí. Porque genera más violencia. Y porque quita toda razón a quien hace uso de ella.

Por todo ello y por muchas más razones, porque queremos que las cosas cambien, que nuestra sanidad sea más responsable y eficiente, que nuestro personal sanitario esté siempre a la altura de su profesión, siempre aconsejamos interponer la pertinente denuncia o reclamación para erradicar las malas prácticas y conseguir así la sanidad que nos merecemos todos los españoles. Todos, inclusive médicos, enfermeros, celadores y todo el personal sanitario, hemos sido y seremos pacientes y lo que queremos es que se nos trate digna y profesionalmente, como pacientes y como personas. Y ante un agravio, desatención o negligencia, hemos de reaccionar prontamente y denunciar al responsable de ello. PARA QUE NO PASE MAS.

¡Felices Fiestas!

Todo el equipo de profesionales que formamos Bruna Abogados os deseamos unas muy felices fiestas.

 

Desear a su vez que la Sanidad en 2018, sea una Sanidad más humana, mas concienciada con el Paciente y con su sufrimiento, más responsable. Una Sanidad orientada por y para el Paciente ya que es el destinatario final y es el que necesita de la mejor comprensión por parte tanto de los profesionales como de las instituciones.

¡Felices Fiestas y Feliz 2.018!

¿Faltan Médicos o sobran? ¡Aclarémonos!

Nos resulta difícil, muy difícil encontrar en la prensa diaria dos conceptos tan contrapuestos: Por un lado rectores de Universidades de Medicina se quejan de la sobresaturación de estudiantes y por otra parte nos encontramos que las Administraciones tienen carencia de médicos, llegando incluso a ofertar plazas a través de facebook… ¿hay o no hay médicos?

Falta de previsión… ¿interesada?

Lo que sí es cierto es que se han ido ampliando plazas de estudiantes de Medicina, se han abierto nuevas facultades en los últimos años (De 28 Facultades a 42 en cerca de 10 años), y eso ha generado que actualmente, cada año acaban las carrera de medicina unos 7000 estudiantes… Muchos de ellos acaban marchándose al extranjero ya que aquí no encuentran trabajo de Médico.

¿Estará la clave en las plazas MIR?

No tiene sentido que los jóvenes se marchen fuera al no haber trabajo de médico y sin embargo FALTEN médicos. Al parecer nos encontramos con el “Embudo” en las Convocatorias MIR.

Un Médico prácticamente NO puede ejercer en la mayoría de las especialidades si no ha pasado previamente por el MIR, que no deja de ser otra cosa que un trabajo de formación el cual dura, dependiendo de la especialidad, más o menos años. Esta formación obligatoria que es el MIR no va acompañada de una plaza fija, es decir, cuando se acaba el período de formación, se acabó; Entonces el médico que ya sí puede ejercer, ha de buscar un trabajo.

No obstante, nos encontramos con un grave problema, y es que el Ministerio de Sanidad NO convoca tantas plazas MIR como la demanda existente, y los MIR que han logrado su plaza, en muchos casos tienen contratos inestables (de un mes, de una semana, de varios días… hasta contratos de un solo día), con salarios mileuristas y sobresaturados de trabajo… Así se motiva a cualquiera ¿No créeis?

Para colmo, el envejecimiento de la población médica es un problema añadido. Todas las previsiones indican que en los próximos 10 años se jubilará un altísimo número de profesionales de la Medicina a los cuales NO se tiene preparado el relevo.

En fín, desconocemos si se podría hacer peor pero sí sabemos, y está en manos de Sanidad, que se podría y se debería hacer mucho, muchísimo mejor.

El capital Humano, en este caso es más que imprescindible. Tenemos una CRISIS terrible con las Listas de Espera, cosa que se solventaría con MÁS capital humano, Más Médicos y, como vemos,

NO faltan médicos, faltan más convocatorias de plazas

NO faltan médicos, falta más formación.

En fin, NO faltan médicos porque Médicos, personal, hay. Y se necesitan porque Pacientes hay, muchos, y cada vez más. Ofrecer a un Paciente un Sistema Sanitario deficiente en Médicos es quitarle la pieza más importante de su bienestar y de su salud.

Abandono de tratamientos médicos

¿Por qué?

No tenemos estadísticas acerca de cómo empeora la salud o incluso otras consecuencias peores, fatales, sobre las personas que dejan de tomar la prescripción médica, pero el hecho de dejar de tomar una medicación “a medio curar” es evidencia de que en poco o nada mejorará la salud del enfermo.

En medio año, en la Comunidad Valenciana, una media de unas 700 personas CADA DÍA, han abandonado su tratamiento, y aunque, comparado con años anteriores, la cifra va disminuyendo, no nos engañemos, son muchas, muchas personas que dejan de tomar la medicación por el elevado coste económico que supone para sus maltrechas economías.

La mayoría es por motivos económicos…

Pero la edad también influye. Los mayores índices de abandono de tratamiento se hallan en el colectivo de ancianos, pensionistas. Los ancianos son también propensos a olvidar de tomar sus medicinas. También las personas discapacitadas son colectivos más propensos a dejar de tomar la medicación, entre otros factores por problemas de movilidad.

¿y quién los vigila?

Sanidad debería pensar que detrás de los abandonos, hay personas que muy posiblemente tengan mermadas sus capacidades como para poder valorar y controlar el uso de los medicamentos, detrás de los abandonos existe una situación económica muy deficitaria.

Tanto Sanidad como Servicios Sociales deberían de buscar medios para conocer el estado, la situación de estos pacientes que muchas veces se quedan de la mano de Dios y posiblemente, por no tomar su medicación, la próxima vez que los veamos ya será en una sala de Urgencias de un Hospital, antesala de un no deseado destino final.

No, no es de recibo enterarnos de que 700 personas AL DÍA abandonan su tratamiento médico. Es deber de las Administraciones Sanitarias intentar paliar de forma efectiva y rápida esta situación. No podemos permitir que esto sea un número más, una estadística más.

Detrás de cada abandono, hay una historia, hay una persona cuya obligación nuestra es ayudar y proteger.

IATROGENIA: La forma “bonita” de denominar las Negligencias Médicas

El diccionario define el término “iatrogenia” como la alteración, especialmente negativa, del estado del paciente producida por el médico.

Recientemente la Organización Médica Colegial y la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS) han dado a conocer un documento de trabajo común que nos acerca a este término y sus causas.

Informe claro por un lado…

Destacamos que el informe declare hechos tan relevantes como que estos Errores Médicos son la tercera causa de mortalidad en los Estados Unidos y por ejemplo, la incidencia de los efectos adversos ligados a la hospitalización es de casi un 10% y en según qué servicios puede llegar a un 40%… (Una cifra que debería asustarnos literalmente a todos y que en el informe pasa casi desapercibida, quedando en una mera cuestión porcentual nada más); La titularidad de este último porcentaje corresponde a las UCI… Por otra parte el informe indica que el 15% de todo el gasto sanitario está relacionado con los errores médicos…

Y por otro lado… muestra sus flaquezas

Hemos de decir que de un informe que indica con claridad que la Iatrogenia “…debe ser considerada como un problema relevante de salud pública” nos estimulaba mucho su lectura, pero lamentablemente, este informe está hecho sólo para una parte… la parte médica, a la que justifica continuamente: “…errar es de humanos…”,  “… Todas las intervenciones médicas tienen pros y contras…”. Es más, incluso nos habla de que “…buena parte de la capacidad de dañar de la medicina procede también de la entusiasta disposición de la población a someterse a todo tipo de pruebas…”, trasladando una parte de la responsabilidad a los pacientes.

En este informe se habla mucho del Médico y de la defensa del mismo, es más, se habla de la urgente necesidad de aplicar un nuevo baremo para las Negligencias Médicas y así propiciar que se pague menos por una Mala Praxis… (Así se resolvería el gasto sanitario excesivo ¿no?)

Un informe sin alma

Un informe en el que NO se hable de las principales víctimas de la Iatrogenia, de las Negligencias, de los errores médicos, es decir de los Pacientes que las han padecido, de sus DIFICULTADES en llevar una vida normal, las amarguras y la pena por la pérdida de un ser querido. Un informe que no hable de las Trabas y Dificultades que les ponen a las Víctimas tanto las Autoridades Sanitarias como las Compañías de Seguros es un informe que EVITA hacerse eco de una realidad… de la realidad del MÁS desprotegido y por ende el MÁS NECESITADO.

También es un informe escrito en parte en la inopia, ya que no tiene en absoluto en cuenta la situación actual POR LA QUE PASAN MUCHOS MÉDICOS DÍA A DÍA, y es los recortes brutales que se ha sometido a la Sanidad y la precariedad laboral de los facultativos… en ningún momento se menciona la realidad sanitaria que sufrimos todos, médicos, enfermeros, profesionales… y por supuesto, pacientes.

Un informe, también, entre pueril y cándido, que requiere urgir a las Administraciones a asignar recursos para prevenir y controlar la Iatrogenia… sin especificar ni concretar nada. Un ejemplo de ese asignar recursos sería: Contratar más médicos, destinar más recursos económicos hospitalarios, abrir camas y no cerrarlas, emplear más personal quirúrgico… ACABAR con seriedad con las Listas de Espera… pero, no se especifica ninguno de estos u otros pasos a seguir.

Tampoco se menciona nada en este informe acerca de la Transparencia… Con deciros que los datos que nos han aportado, los porcentajes, las pérdidas que causan los errores médicos, etc, esos datos o bien no son de nuestro país o bien son de hace MÁS DE DIEZ AÑOS…

Hablar de una situación muy preocupante utilizando los datos de hace una década nos da la impresión que no preocupa tanto, que la situación de hace un año, de hace un mes, de ayer mismo no preocupa. NO se puede hacer una análisis de la situación actual con datos ya caducos. Lamentablemente las Administraciones Públicas no dedican esfuerzos en contabilizar las víctimas por Negligencias Médicas… NO les interesa.

En fin, entendemos y conocemos la situación del médico, del anestesista, el cirujano, el personal auxiliar, los enfermeros y enfermeras…Sabemos de la crudeza y dureza de situaciones ante las que se tienen que enfrentar día a día y nos emociona la nobleza de su profesión y de sus actos… pero no nos olvidemos, quién ha perdido la pierna, la visión, alguna limitación física o incluso, en ocasiones, en muchas ocasiones, quién ha perdido la vida, es …EL PACIENTE.

Listas de Espera: No es Transparente todo lo que se ve

2015-2016: Aumentan los Pacientes

Creemos que es mejor y más ajustado a la realidad decir que Aumentan los Pacientes en vez de “Aumentan los números de las Listas de Espera”, pero en efecto así es. En la Comunidad Valenciana se cerró el año 2015 con casi 58.000 pacientes en Espera Quirúrgica y al finalizar el 2016 (datos recién publicados por la Consellería de Sanitat), se cierra con algo más de 65.000… Unas 7.000 personas más

Todos los tramos aumentan

La Consellería especifica tres tramos de espera de intervención quirúrgica: “Tres meses”, de “Tres a Seis meses” y por último un impredecible “Más de Seis Meses”. Pues bien: Todos los tramos han aumentado… y mucho:

En Espera hasta Tres Meses: 40.250 pacientes
En Espera de Tres a Seis Meses: 9.799 pacientes
En Espera Más de Seis Meses: 15.087 pacientes

Y no están todos

Pues no se incluyen las intervenciones programadas tras un ingreso Hospitalario y al parecer tampoco se incluyen las de enfermedades oncológicas.

El tiempo medio de espera se sitúa en 115 días, tan solo 5 días menos del tiempo medio de espera con que se cerró 2015. Reducir el tiempo en 5 días es muy poco significativo para un paciente que lleve un año esperando ser intervenido; no, no es un dato para sentirse orgulloso.
Los datos de las Listas de Espera NO mejoran y la actitud responsable con el Paciente no es precisamente resaltar que “…Ahora se espera 5 días menos que hace un año…”


Espera Quirúrgica: El último peldaño

El Paciente entrará en lista de Espera Quirúrgica (y tras una serie de requisitos), en el momento en que el Especialista determina que la dolencia del paciente ha de operarse… pero hasta llegar al día en que tu médico te dice “Hay que operar…” ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Cuántos días, semanas, meses… años, sí, también años, han transcurrido hasta esa fecha que entras en Lista de Espera Quirúrgica?

Consideramos muy necesario que la Consellería publique a su vez (Como hacen otras Comunidades Autónomas), la Lista de Espera en Consultas Externas y las listas para la realización de pruebas diagnósticas o terapéuticas, pues allí se nos van a su vez muchos días. Por ese camino, el de la suma de todas las listas de Espera, pierde el paciente gran parte de su salud… Esperando.

Ligera predisposición que no es suficiente

Cuando hace algo más de un año la Consellería de Sanitat afloró unos 10.000 pacientes que permanecían “ocultos” de las Listas de Espera, escondidos a propósito para dar falsamente mejores números, pensamos que existía al menos una buena predisposición para mejorar la Sanidad… Un año después, sólo seguimos teniendo esa sensación de “ligera predisposición” ya que no se ha traducido en una mejora real de la situación de los Enfermos. Los Pacientes necesitan ser tratados con respeto y responsabilidad, pues tienen Nombre y Apellidos. No son un número más en la Lista de Espera.

Puede consultar el Informe de las Listas de Espera de Diciembre del 2016 pulsando en el LINK

Un muy breve Resumen de la Sanidad del 2016

manifestación por una sanidad pública
Huelgas, Concentraciones, Movilizaciones, Manifestaciones…

El Sector Sanitario es uno de los que más movilizaciones ha tenido durante este año en reivindicación de Derechos laborales, sanitarios, en pro de los Pacientes y los Trabajadores, reivindicando en definitiva una Sanidad Pública de Calidad.

Por ejemplo, las recientes protestas en Andalucía han dejado palpable que la unión hace la fuerza, ya que tras la movilización de más de 60.000 personas, la Junta de Andalucía se ha abierto a negociar las reivindicaciones de los profesionales sanitarios.


listas de esperaLos fraudes en las Listas de Espera

La Sanidad Valenciana destapó que sus Listas de Espera estaban manipuladas. En efecto, se ofrecían datos muy inferiores a los que realmente eran: el anterior equipo de Gobierno adulteraba los números para que pareciera que la Sanidad iba bien.

El único objetivo era pues engañar a la población haciendo palpable la falta de respeto a los ciudadanos y más concretamente, a los Pacientes.

Lamentablemente, no solo se ha dado en la Comunidad Valenciana: Madrid o Andalucía han sacado a la luz prácticas similares lo que nos hace sospechar en una práctica generalizada.


Urge solucionar Urgencias

La saturación en las Urgencias se ha convertido durante este año en un episodio de lo más habitual: Hasta centenares de pacientes distribuidos por los pasillos esperando cama durante más de una semana se ha convertido en el degradante y diario espectáculo por el que han de pasar los enfermos: En Catalunya la situación de los Hospitales de la Vall d´Hebron, Bellvitge o el Hospital del Mar se ha convertido en crítica. Mientras tanto, las autoridades niegan la evidencia e indican que solo se dan hechos puntuales.

Aunque solo hace falta un breve repaso a la prensa del año y nos damos cuenta de que estos caóticos hechos son habituales en cualquier Hospital. Estas carencias de personal y de medios en el servicio de urgencias merma muy significativamente la calidad asistencial del enfermo y le cuesta graves deterioros en su salud…

Las Desprivatizaciones

A bombo y platillo en distintas comunidades se ha publicitado el cambio de pasar a gestión íntegramente pública aquellos Hospitales que eran gestionados por empresas privadas. Aunque más bien parece una obra con claro contenido publicitario político ya que, las dificultades de revertir la gestión se están tratando con poca seriedad y con bastante improvisación lo que hace dudar de la conveniencia y del momento de lo que se ha venido a llamar “Reversión”.

Al margen de todo ello los trabajadores de los Hospitales en cuestión tienen la incertidumbre acerca de su puesto de trabajo e incluso, algunos de ellos han sido ninguneados por las autoridades sanitarias recientemente.

La Ley del Silencio

Se impone. Las autoridades están imponiendo poco a poco prácticas que rayan lo mafioso, al tomar represalias contra aquellos médicos, enfermeros, profesionales sanitarios que denuncian las situaciones por las que pasan diariamente y la falta de medios y de personal con que trabajan. Las amenazas con rebajarte servicios, sueldo e incluso perder el empleo hace que muchos trabajadores descontentos con las condiciones de trabajo y cómo repercuten tanto en ellos como en los enfermos, callen y continúen su labor en las pésimas condiciones que ejercen.

Y es real, las destituciones se han ido produciendo gradualmente durante todo el año. Recientemente una enfermera fue destituida por quejarse en twitter al Consejero de Sanidad de Madrid de la falta de vacunas en su centro asistencial.

Las vacaciones de la Sanidad

Durante los meses vacacionales y con la excusa de los recortes se ha generalizado la práctica de recortar servicios, en pos de un ahorro que sale carísimo a la larga. La falta de médicos, de ambulancias, las plantas de hospitales cerrados, las urgencias sin personal que provocan dramáticas situaciones… Tal vez los gestores de la Sanidad deberían ir a un Hospital Público durante el período estival como pacientes (y no solo para hacer inauguraciones o actos propagandísticos), para darse cuenta de lo limitada y mermada que está la Sanidad en esas fechas.

Adiós 2016…

Y recibimos el nuevo año con la esperanza que en el 2017 cambie la situación.

Si eres médico… no protestes

Destitución Fulminante

La noticia es reciente: “Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital de El Bierzo (Ponferrada), ha sido destituido”.

Pero no por reciente es única: nos encontramos con repetidas destituciones de Jefes de Unidades de Servicio, Gerentes, Directores Médicos, con variopintas excusas de la Administración para justificar esa destitución, aunque existe un nexo común:

En todos los casos los médicos protestaron, reclamaron, hicieron escritos o incluso convocaron a la prensa para quejarse de las pésimas condiciones en las que trabajan, cómo afectaban a su labor profesional los recortes que estaban padeciendo…

Sanidad y su “caza de brujas”

El Hospital de El Bierzo justifica como “Inadecuada Organización y gestión del Servicio” la destitución del Doctor que reclamó en innumerables ocasiones no disponer de los suficientes Recursos Humanos y Materiales para ofrecer a los pacientes un servicio de calidad, servicio que suplía el Médico gracias al esfuerzo y horas de atención, suya y del resto de su equipo.

Recogida de firmas para Readmisión

Los propios pacientes hicieron una campaña de recogida de firmas para la readmisión del Jefe del Servicio de Oftalmología infantil del Hospital de La Paz, médico que llevaba tiempo denunciando la Falta de personal, las Listas de Espera, la tecnología sanitaria obsoleta, la masificación en las consultas, etc.

Más allá fue el ex Jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital de la Vall d´Hebrón al afirmar que los recortes eran los causantes de la muerte de dos pacientes.

¿Y los médicos de “a pie”?

Si Sanidad no tiene reparos en Destituir a estos “Médicos Estrella”, qué no hará con los Médicos de Atención Primaria, Médicos de Urgencias u otros profesionales sanitarios que viven y se enfrentan diariamente a las duras, penosas y escasas medidas con que combatir la enfermedad.

El contínuo estrés por la falta de personal y la sobresaturación de enfermos, las presiones para que los médicos NO receten determinados medicamentos o alarguen en el tiempo las pruebas diagnósticas… Muchos profesionales tienen miedo de quejarse, de denunciar públicamente estas casi tercermundistas condiciones de trabajo ya que la Administración ni siquiera se molestaría en destituirles: En algunos casos bastará con no renovar el Contrato de Trabajo… Y un médico menos con que contaremos los usuarios.

Persecuciones, represalias, despidos ¿Merece la pena Protestar?

Si, si si y mil veces si. Existen muchos colectivos que apoyan a los profesionales represaliados y los enfermos necesitamos que los propios médicos relaten la realidad de la vida diaria en los Hospitales. La Denuncia es el motor para que nuestra maltrecha Sanidad Pública recupere los niveles de años atrás.

Desde este Despacho lamentamos la pérdida de estos profesionales que han pensado en el bien del paciente y no en otros intereses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies