Negligencias Médicas

Médico sin dormir, Peligro para el Paciente

A estas alturas, muchos de nosotros tenemos “asumido” que los médicos se tengan que tragar guardias de un día entero, 24 horas en las que se han de dedicar íntegramente a su tarea y dispuestos ante cualquier eventualidad, estando en su puesto de trabajo, si la necesidad así lo dispone, sin descanso.

Aunque la Lógica y el Sentido Común nos advertirían, de que, caso que pudiéramos escoger entre que nos atendiera un médico que lleva 23 horas seguidas sin dormir y otro que acaba de incorporarse, fresco y lozano, al trabajo, el sentido común nos haría pedir que nos atendiera este último facultativo… Pero los médicos no llevan tacógrafo, no tiene el Paciente forma alguna de saber cuánta jornada laboral portan a sus espaldas.

Uso y Abuso de los MIR

Un médico Residente es médico porque tiene la titulación, pero NO la experiencia, y en su Residencia MIR se está formando para ir adquiriéndola, pero… ¿Ha de ser necesariamente a base de someterle (ante actividades para las que se ha de concentrar muy especialmente), durante largas, larguísimas jornadas de trabajo?

“…El semblante entusiasta a la entrada se transforma en una mirada agotada a la salida: pelo revuelto, ojos hinchados, sonrisas borradas…” Estos comentarios los hace una Médico Residente que decidió fotografiar a sus compañeros antes y después de una Guardia de 24 horas y cuyas instantáneas las expuso en una muestra fotográfica.

Incluso tenemos quejas de multitud de Médicos Residentes, los cuales, tras hacer una Guardia de 24 horas, empalman con su jornada habitual de trabajo, lo que les conlleva a la nada despreciable cifra de más de 32 horas sin dormir. No hace mucho, en Granada, los MIR amenazaron con ir a la Huelga debido a las pésimas condiciones laborales.

¿Descanso? SI gracias

¿Alguien en su sano juicio confiaría su salud a una persona que lleva 32 horas sin dormir, que no está fresco, que puede tener problemas de concentración y de memoria? Es de Sentido Común que un médico (como cualquier persona) que no ha descansado lo suficiente, sea más propenso a cometer negligencias médicas. Conviene que se destierre la idea de que es mejor Médico el que más Guardias hace (Que aunque creáis inconcebible, hay personas que piensan así e instituciones y Hospitales que lo permiten).

Esa permisibilidad es del todo ilegal. Recordamos que ya hace unos años el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró que va contra el Derecho Comunitario que los médicos trabajen 24 horas o más seguidas.
No dar prioridad al descanso del Médico equivale a NO dar prioridad a la Salud del Paciente.

Enchufes en la Sanidad y tratos de favor

La Sanidad Valenciana y Andaluza NO es transparente

Comentamos el reciente programa que emitió la cadena Cuatro, en el Punto de Mira, un reportaje que aborda los casos de contrataciones irregulares en la Sanidad Pública de Andalucía y la Comunidad Valenciana

Bolsa de trabajo: algo huele mal…

Así es, la realidad apunta que, por ejemplo, en un Hospital analizado, hasta un 36% del personal (más de 100 médicos), ha sido designado a dedo o saltándose los puestos de la Bolsa de Trabajo.

La Bolsa es ese sitio donde están apuntados los médicos y en virtud de su curriculum, sus conocimientos desarrollados, su historial académico y otras valoraciones más, van sumando puntos. Por tanto, los médicos que más puntos tienen, son los primeros de la lista y son los primeros que deberían poder optar a un puesto de trabajo que cubra su especialidad bajo los criterios de Capacidad, Méritos, Formación y Competencia, es decir, criterios objetivos.

Pero ¿Qué sucede si estás de los primeros en la Bolsa y un puesto de trabajo al que aspiras se lo dan a alguien que se encuentra en una posición inferior? ¿Realmente nos tenemos que creer los ciudadanos que NO hay una “Mano Negra”?

¿Para qué sirve el enchufismo?

Incluso se dan casos de coacciones a médicos y enfermeros para que renuncien a su plaza y así quedar esta libre para poder meter personal de confianza. El enchufismo NO es independiente. A la hora de recetar, a la hora de derivar a determinados especialistas o a la hora de la realización de determinadas pruebas, el médico “enchufado” habrá de seguir necesariamente los métodos que le imponga la Administración, NO SEGUIRÁ, ni recetará, ni derivará, ni efectuará las pruebas que NECESITE el Paciente.

Y los altos cargos… con mayor descaro si cabe

En el reportaje se menciona que el actual director de gestión sanitaria de la Generalitat Valenciana, es un escritor y periodista sin ninguna relación aparente con el mundo de la medicina. La recién nombrada directora del Hospital La Fé de Valencia, sí que es médico, pero desde hace más de 10 años que no ejerce, ya que se ha dedicado íntegramente al mundo de la política.

En ambos casos fueron nombrados tras una convocatoria de empleo a la que también accedieron otros candidatos en principio con más méritos y experiencia para los puestos de trabajo ofertados. ¿Qué sucedió? ¿Por qué se nombraron a estas personas para ocupar unos puestos de tanta, tantísima responsabilidad?

Lo cierto es que los periodistas del programa intentaron hablar con distintos responsables, pero en ningún momento quedan claramente especificados los motivos por los que la Comisión que estudiaba dicha convocatoria optó por los mencionados en detrimento de otras ofertas, en principio, más aptas.

“… ¿Eres buen médico si recetas poco y barato? … Si, para la Administración, Si.”

Médicos afines políticamente a los gobernantes, candidatos con menos méritos que otros y que son puestos a dedo haciendo un simulacro de concurso público… ¿Qué pretende Sanidad con este tipo de actuaciones que, dicho sea de paso, se saltan a su vez la normativa de contratación laboral pública?

Algunos de los entrevistados afirman que un médico contratado a dedo es más “obediente” con las indicaciones de Sanidad, indicaciones que en muchas ocasiones van en detrimento de los pacientes, indicaciones que en muchas ocasiones pueden dar origen a Negligencias Médicas.

Podéis ver el programa completo siguiendo el LINK
El programa es de fecha de emisión 30 de abril de 2018

La que se avecina : El nuevo Baremo Sanitario

Para la elaboración de un nuevo Baremo Sanitario por el que se habrán de regir en un futuro los jueces al dictar las Sentencias por Negligencias Médicas, el Gobierno ha creado un Comité de Expertos que elaborará una propuesta de Baremo de Valoración de Daños Sanitarios. Dicho Comité está ámpliamente formado por Compañías de Seguros. También hay una ámplia representación de la Administración Sanitaria, de Médicos y profesionales de la Medicina, y por supuesto, de Juristas y especialistas en Derecho.

Sin embargo, para representar a los Pacientes, las verdaderas Víctimas de las Negligencias Médicas, hay un único y solitario representante, ante otros poderes ampliamente representados y TOTALMENTE contrarios a los intereses de la Víctima… Mal empieza este Comité de Expertos cuando anula y ahoga la representación del mayor interesado en que se haga justicia.

No obstante, y tras las quejas de la Asociación del Defensor del Paciente y de otras 40 Organizaciones y Colectivos de Pacientes y Enfermos, el Ministerio de Sanidad, ha solicitado información a este organismo, remitiendo un cuestionario para que la Asociación pueda dar su visión acerca de cómo debería ser ese nuevo Baremo Sanitario y qué datos se deberían tener en cuenta.

Como consideramos que dicho cuestionario al que ha respondido la Asociación del Defensor del Paciente es un documento muy interesante, os lo reproducimos aquí en su integridad, pues nos da una clara y objetiva visión de la problemática:

Para ver el Cuestionario completo PULSAR AQUI

 

Memoria del Defensor del Paciente (y II). Hagamos memoria… del 2017

Ir a la Primera Parte del artículo

Otras Cuestiones

Consentimiento Informado: La Memoria nos indica que la “… ausencia del consentimiento supone condena a pesar de buena praxis…” Ciertamente, el Paciente ha de estar informado de los riesgos de la prueba a que se ha de someter, por ello en la Memoria se nos aconseja que la leamos con detenimiento y aclaremos todas nuestras dudas; nada de firmarlo “…el mismo dia de la intervención y mucho menos inmediatamente antes de entrar al quirófano…”, aunque nos recuerda que el hecho de “…firmar un consentimiento informado no supone privar al profesional sanitario de su responsabilidad…”

Seguridad Social: falta de protección a los trabajadores que sufren un daño sobrevenido. El Informe ahonda en la falta de protección que ofrece la Seguridad Social a trabajadores impedidos por un daño, a los cuales da como aptos para trabajar (justamente para evitar pagar ayudas a las que tuviera derecho) y por otra parte ese mismo trabajador, al estar realmente impedido, la empresa lo puede despedir, con lo que la Seguridad Social por un lado deja desamparado a esta persona (a tantas y tantas personas), y por otro tampoco fomenta y gestiona la creación de otras oportunidades laborales que si pudieran realizar dichos trabajadores.

Urgencias… por enésima vez: Una de las consecuencias más palpables de la falta de organización asistencial se vive, como cada año, en las Urgencias de los Hospitales. El Informe nos llega a aseverar que “… mientras no se activen recursos de apoyo, como aumento de camas o apertura de consultas de ambulatorio, la situación no tendrá carices de arreglo y seguirá siendo perpetua en tiempo y forma…”

 

Listas de Espera: tapémoslas que hace frio

Nos resulta inconcebible que este dato, que es el que más se ofrece a través de los medios de comunicación sirva para ponerse medallas por parte de unos y como arma arrojadiza por parte de otros: Tanto para los unos como para los otros, el Paciente que es quien debería importar, es sólo un número.
Por ello, valorar si sube o baja una lista de espera, cuya información que manejan las Comunidades Autónomas, por todos es sabido que NO es veraz, se nos antoja repetitivo y poco acorde con la realidad que es esta: Hay muchas, muchas, muchísimas personas en Lista de Espera, Listas de Espera que en muchísimas ocasiones se hacen interminables. La pregunta que se deberían hacer la Autoridades Sanitarias es: “…¿Cuántas personas mueren al año en España esperando una consulta o cirugía?…”

La que se avecina: Nuevo baremo sanitario

El Informe también nos explicita los pasos que ha seguido El Defensor del Paciente con los distintos grupos políticos para abordar junto a ellos temas tan necesarios que se apliquen como son

-La eliminación de las costas procesales.
Variar el plazo de prescripción por responsabilidad extracontractual a tres años.
Participación de La Asociación en la elaboración del nuevo baremo de daños, ya que no hay ninguna plataforma de defensa de los usuarios y los pacientes que forme parte del grupo que elabora dicho baremo, siendo discriminatorio para las víctimas más débiles.

Los contactos con los grupos políticos han suscitado bastante interés por parte de sus representantes “… así como, en general, la mayoría de ellos mostraron estar de acuerdo con nuestras propuestas…”

Para ver el texto completo de la Memoria pulsar aquí

Memoria del Defensor del Paciente (I). Hagamos memoria… del 2017

Cada Año esperamos en estas fechas la Memoria que publica la Asociación del Defensor del Paciente, ya que nos ofrece unos datos que deberíamos tener de las Administraciones Sanitarias… y no los dan. Mientras nuestros gestores sanitarios “tapen” sus errores será difícil que tengamos una Sanidad adecuada.

Justamente el Informe en sus primeras líneas nos indica con claridad que “… El mayor pecado de la Sanidad española es que no dispone de un sistema de corrección de errores… Es preferible que estos datos estén ocultos. Errar es humano, pero ocultarlos NO…”

Pero vayamos al grano: ¿Cuántos casos de Negligencias Médicas ha habido en España este año pasado?: 13.983 Denuncias se han registrado en la Asociación. La Asociación de El Defensor del Paciente NO es un Órgano Administrativo. Únicamente utiliza como datos estadísticos los datos que les llegan.

Es indignante pues que no tengamos un registro de lo que sucede, del número de Negligencias que existe, del número de fallos, de mala praxis, del número de FALLECIDOS REALES por estas causas. Nos resulta indignante que las Autoridades Sanitarias NO tengan NI ofrezcan datos reales de lo que sucede en nuestros Hospitales, que no tengamos una Historia Clínica de las irregularidades. Las Administraciones Sanitarias han de tener en cuenta que la Ciudadanía necesita saber estos datos NO para restregárselos por la cara, sino para PODER gestionar y mejorar los Servicios. Lo que deseamos es que NO HAYA Negligencias Médicas, o las menos posibles.

¿La Mejor Sanidad de Europa?

Desengañémonos. No es así. Es una Sanidad mala. Pero cierto es que nuestros mandatarios pretenden vendernos esta historia que cada vez se sostiene menos, pues día a día la prensa se encarga de ofrecernos la cruda realidad. Os recomendamos que leáis el apartado de la Memoria que dedica a los titulares de prensa de noticias que se han producido durante el año para darnos cuenta de cómo se pone realmente en peligro la vida de las personas.

Privilegiados y Desfavorecidos

Así es actualmente nuestro Sistema Nacional de Salud: El Derecho a la Salud y la Igualdad que nos garantiza la Constitución, los departamentos de salud de las diferentes autonomías nos lo niega. Hay Ciudadanos que tienen una asistencia sanitaria mejor, más rápida y eficaz que otros “… lo cual ha supuesto tremendas diferencias para los ciudadanos, a nivel de derechos, dependiendo de su lugar de residencia…”; el Gobierno debería de asegurarse y aplicar las suficientes medidas “… que garanticen el acceso a la salud pública de todos los españoles en condiciones de igualdad…”

¿Hay o no hay médicos?

La falta de cuidado de las Autoridades hacia los Médicos ha provocado la situación de falta de plazas de especialistas con carácter generalizado. La inestabilidad laboral y la brecha salarial ha permitido que se dispare el éxodo de médicos y enfermeros hacia otros países. Las medidas necesarias para ir remediando esta falta de profesionales serían: “… la estabilidad laboral, la retribución económica y el incremento de plazas MIR de especialidades deficitarias a través de ofertas de empleo público…” Recordamos que hay un alto porcentaje de médicos españoles en edad de jubilación y para los que no hay relevo. Es un grave asunto que se debería solventar con eficacia y responsabilidad, pues no estamos quedando sin médicos.

(Continuar pulsando aquí)

Para ver el texto completo de la Memoria pulsar aquí

Infecciones Hospitalarias: Entrar sano y salir enfermo… o peor

Un Tribunal condena a la Sanidad pública al pago de 179.000 euros por una infección hospitalaria que causa la muerte del paciente.

Es sabido que cuando un paciente entra en un Hospital, uno de los riesgos que corre es que pueda coger una infección hospitalaria. Pero lo que se desconoce es que, en bastantes ocasiones, el Hospital no adopta las medidas precisas y necesarias para atajar esa infección y que el paciente, al final, fallece a consecuencia de esa infección que ha contraído en el Hospital. Y eso no se puede ni se debe admitir. Todo Hospital, sea de la sanidad pública o privada, debe tener los medios necesarios para, al menos dos cosas:

Estas son las medidas de prevención:

*La primera, prevenir la infección y, para ello, adoptar las medidas pertinentes y adecuadas para garantizar la asepsia de los lugares donde está el paciente. Muchas veces ésto no se cumple, poniendo un paciente sin infección en una habitación con otro infeccioso. Esto ha dado motivo a muchas Sentencias condenatorias por no adoptar esta simple y elemental medida de precaución.

*La segunda, una vez producida la infección, adoptar todas las medidas y cuando digo todas, quiero decir todas, para averiguar el germen causante de la infección y ponerle remedio con la mayor prontitud y diligencia posibles, porque de esa prontitud depende la vida del paciente. Pero ello, por desgracia, tampoco se cumple en bastantes casos, dejando pasar días tontamente, o no dando antibiótico al paciente por no darse cuenta de la infección o dando uno genérico, que de poco o de nada le sirve.

Y esto es lo que pasa si además no se escucha al Paciente

Eso sí, tantas veces se piensa en que el paciente está ansioso y se tiene muy fácil enviar a un Psiquiatra para “arreglarle” su ansiedad, en lugar de ponerse en la piel del paciente y de sus familiares, oír realmente lo que le pasa de su boca y de sus familiares y actuar con la diligencia debida. Uno de los últimos casos, lo tenemos en uno reciente, en que un Tribunal ha condenado a la Seguridad pública a indemnizar con 179.000 euros a los familiares de un paciente fallecido por una infección de origen hospitalario.

El paciente, de 61 años, había ingresado en el Hospital con buen estado general, sin signos de patología respiratoria ni otras secuelas, para recibir tratamiento de revascularización a cargo de Cirugía Vascular al presentar una isquemia en la falange distal de los dedos de la mano, secundaria a tratamiento de quimioterapia que el paciente había recibido.

Los familiares alertaron del empeoramiento… y nada

Sin embargo, desde la segunda semana de ingreso el paciente comenzó a presentar problemas respiratorios, que inicialmente fueron catalogados como “ansiedad” y tratados por Psiquiatría, sin que se le hiciera siquiera una simple radiografía para descartar otras patologías.

Lejos de mejorar, el paciente acusó mayores problemas respiratorios en días sucesivos. Nada se hizo entonces a pesar de la evidencia clínica de su estado, y de que los familiares alertaran de forma repetida a los médicos que lo atendían. El paciente tenía pautado tratamiento antibiótico desde su ingreso en Cirugía Vascular, y con este tratamiento continuó, a pesar de que las pruebas indicaban que existía una infección y que el tratamiento no era efectivo.

Y todo lo que NO se hizo

No se solicitaron cultivos para conocer el germen causante del proceso infeccioso y, por tanto, no se pautó el tratamiento antibiótico adecuado. No se realizaron pruebas diagnósticas dirigidas a atajar el problema infeccioso. Las analíticas posteriores mostraron persistencia del proceso infeccioso, y sin causa que lo justifique, se suspendió el tratamiento antibiótico. La evolución del paciente fue catastrófica falleciendo por fallo multiorgánico secundario a infección de origen hospitalario. La sentencia del Tribunal reprocha que el paciente “nunca” llegó a recibir el tratamiento antibiótico adecuado porque “nunca” se buscó el germen causante de la infección para adaptar el tratamiento al mismo.

IATROGENIA: La forma “bonita” de denominar las Negligencias Médicas

El diccionario define el término “iatrogenia” como la alteración, especialmente negativa, del estado del paciente producida por el médico.

Recientemente la Organización Médica Colegial y la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS) han dado a conocer un documento de trabajo común que nos acerca a este término y sus causas.

Informe claro por un lado…

Destacamos que el informe declare hechos tan relevantes como que estos Errores Médicos son la tercera causa de mortalidad en los Estados Unidos y por ejemplo, la incidencia de los efectos adversos ligados a la hospitalización es de casi un 10% y en según qué servicios puede llegar a un 40%… (Una cifra que debería asustarnos literalmente a todos y que en el informe pasa casi desapercibida, quedando en una mera cuestión porcentual nada más); La titularidad de este último porcentaje corresponde a las UCI… Por otra parte el informe indica que el 15% de todo el gasto sanitario está relacionado con los errores médicos…

Y por otro lado… muestra sus flaquezas

Hemos de decir que de un informe que indica con claridad que la Iatrogenia “…debe ser considerada como un problema relevante de salud pública” nos estimulaba mucho su lectura, pero lamentablemente, este informe está hecho sólo para una parte… la parte médica, a la que justifica continuamente: “…errar es de humanos…”,  “… Todas las intervenciones médicas tienen pros y contras…”. Es más, incluso nos habla de que “…buena parte de la capacidad de dañar de la medicina procede también de la entusiasta disposición de la población a someterse a todo tipo de pruebas…”, trasladando una parte de la responsabilidad a los pacientes.

En este informe se habla mucho del Médico y de la defensa del mismo, es más, se habla de la urgente necesidad de aplicar un nuevo baremo para las Negligencias Médicas y así propiciar que se pague menos por una Mala Praxis… (Así se resolvería el gasto sanitario excesivo ¿no?)

Un informe sin alma

Un informe en el que NO se hable de las principales víctimas de la Iatrogenia, de las Negligencias, de los errores médicos, es decir de los Pacientes que las han padecido, de sus DIFICULTADES en llevar una vida normal, las amarguras y la pena por la pérdida de un ser querido. Un informe que no hable de las Trabas y Dificultades que les ponen a las Víctimas tanto las Autoridades Sanitarias como las Compañías de Seguros es un informe que EVITA hacerse eco de una realidad… de la realidad del MÁS desprotegido y por ende el MÁS NECESITADO.

También es un informe escrito en parte en la inopia, ya que no tiene en absoluto en cuenta la situación actual POR LA QUE PASAN MUCHOS MÉDICOS DÍA A DÍA, y es los recortes brutales que se ha sometido a la Sanidad y la precariedad laboral de los facultativos… en ningún momento se menciona la realidad sanitaria que sufrimos todos, médicos, enfermeros, profesionales… y por supuesto, pacientes.

Un informe, también, entre pueril y cándido, que requiere urgir a las Administraciones a asignar recursos para prevenir y controlar la Iatrogenia… sin especificar ni concretar nada. Un ejemplo de ese asignar recursos sería: Contratar más médicos, destinar más recursos económicos hospitalarios, abrir camas y no cerrarlas, emplear más personal quirúrgico… ACABAR con seriedad con las Listas de Espera… pero, no se especifica ninguno de estos u otros pasos a seguir.

Tampoco se menciona nada en este informe acerca de la Transparencia… Con deciros que los datos que nos han aportado, los porcentajes, las pérdidas que causan los errores médicos, etc, esos datos o bien no son de nuestro país o bien son de hace MÁS DE DIEZ AÑOS…

Hablar de una situación muy preocupante utilizando los datos de hace una década nos da la impresión que no preocupa tanto, que la situación de hace un año, de hace un mes, de ayer mismo no preocupa. NO se puede hacer una análisis de la situación actual con datos ya caducos. Lamentablemente las Administraciones Públicas no dedican esfuerzos en contabilizar las víctimas por Negligencias Médicas… NO les interesa.

En fin, entendemos y conocemos la situación del médico, del anestesista, el cirujano, el personal auxiliar, los enfermeros y enfermeras…Sabemos de la crudeza y dureza de situaciones ante las que se tienen que enfrentar día a día y nos emociona la nobleza de su profesión y de sus actos… pero no nos olvidemos, quién ha perdido la pierna, la visión, alguna limitación física o incluso, en ocasiones, en muchas ocasiones, quién ha perdido la vida, es …EL PACIENTE.

Tal fecha como hoy… Hace 20 años

Qué lejos queda 1997… ¡y a la vez está tan cerca!

Hacemos Memoria y recordamos los sinsabores y las amarguras, las tristezas vividas cuando hemos sido víctimas de una Negligencia Médica… pero en nuestro caso, supimos sobreponernos a esa pesadumbre, a esa angustia y luchamos y luchamos contra la injusticia vivida…

Y otras personas más a las que pudimos asesorar y acompañar en su lucha. Es recomendable volver la vista atrás para darnos cuenta de que, a pesar del tiempo transcurrido, aún es muy parecido el ayer con el ahora en el ámbito de las Negligencias Médicas

_ _ _

El Programa “En Primera Persona” de Canal 9 dedicó varios espacios en el año 1997 a las Negligencias Médicas, a los que Nuria Sala fue invitada a participar. Hemos “rescatado” del pasado estos interesantísimos análisis:

Nuria Sala explicó ya en aquella época ante las cámaras de la Televisió Autonómica el caso de Negligencia Médica que padeció su marido, Javier Bruna. Hace 20 años ya de esa entrevista. Más de 20 años de lucha, primero personal y más tarde en pos de los damnificados por las Negligencias Médicas

_ _ _

En este caso y a raíz de la experiencia de un Padre cuya hija tuvo problemas de crecimiento y a la que los médicos se negaron a autorizar el suministro de la Hormona de Crecimiento, Nuria nos habla de la fuerza, la capacidad de lucha de este Padre que se esforzó lo indecible por que su hija fuera normal. Asimismo Nuria nos explica en el vídeo el Derecho que todo Paciente tiene a pedir su Historia Clínica. Ya entonces, como ahora, no eran muy propensas las Autoridades Médicas a facilitarla… Pero no lo olvidemos, estamos en nuestro Derecho de pedir el Historial Clínico y es deber del Hospital facilitarlo íntegramente

_ _ _

En el último programa que el espacio televisivo “En Primera Persona” dedicó a las Negligencias Médicas, se nos recuerda que la Desidia, no hacer las pruebas necesarias, no pedir analíticas… son esas “pequeñas” negligencias que pueden tener consecuencias fatales. Núria se despide del programa animando a Denunciar pues la denuncia busca nuestra compensación, nuestro resarcimiento, pero a su vez también sirve para evitar nuevas negligencias.

HISTORIA CLÍNICA: Un derecho que todos tenemos

Medical concept

¿Alguna vez les ha denegado un Hospital la Historia Clínica? ¿O les han dado largas y han retrasado la entrega? Disponer de nuestro Historial Clínico es un derecho que todos tenemos y puede ser una prueba importantísima ante un caso de Negligencia Médica.

Les detallamos un caso real publicado recientemente como ejemplo:

Bebé fallecido

Un bebé fallecido en el Hospital de Cabueñes. A la madre se le practicó una cesárea tardía falleciendo el bebé a los pocos minutos de nacer.

Los padres solicitaron por escrito hasta en 2 ocasiones que les fuera entregada la historia clínica completa, contestando el Hospital 8 meses después que una parte de la documentación solicitada se ha perdido y el resto no se lo quieren facilitar ya que “… no forma parte de las atribuciones del Hospital de Cabueñes ni de su servicio de Ginecología la entrega de la historia clínica”.

Mentiras y ocultaciones

NO se puede perder información del Historial Clínico; no estamos en un país tercermundista. El Centro Clínico tiene el DEBER de archivar y custodiar las historias clínicas de sus pacientes. ¿Semejante descaro de decir “hemos perdido tu historial clínico” no es de recibo ni puede ser permitido… Además, este caso tiene todas las papeletas de ser una negligencia médica y no deja de ser tremenda la casualidad que vaya a extraviarse justamente esa Historia Clínica.

Por otra parte, no solo SI que forma parte de las atribuciones del Hospital sino que además forma parte de sus DEBERES la entrega de la historia clínica a petición de los pacientes.

Son nuestros derechos

O si no ¿Cómo se espera que podamos reclamar una supuesta Mala Praxis o conducta Negligente? La conducta Negligente no solo acaba en el propio acto, sino que se extiende más allá con la denegación del Historial Clínico, demostrando una vez más que el paciente, el sufrimiento del paciente, (en este caso, el de unos padres rotos de dolor por la pérdida de su bebé), no les importa en absoluto, demostrando una terrible deshumanización e insensibilidad.

… Y es una de nuestras mejores armas

Hemos de tener presente que en un caso como este, el plazo para reclamar por supuesta Negligencia Médica es de UN AÑO desde que se produce el hecho.

Reclamemos nuestra Historia Clínica, ya que tenemos derecho a ello, está regulado por Ley y ningún Centro Médico puede saltarse dicha Ley. Solicitemos, siempre que tengamos cualquier duda ante la actuación médica, nuestro Historial Clínico. No nos contentemos con un “No lo tengo, No te lo puedo dar o Lo he perdido” Esa Historia Clínica es una de nuestras mejores armas ante cualquier reclamación por Negligencia Médica.

Si se encuentra en estos momentos en una situación similar y no sabe cómo actuar, póngase en contacto con nosotros para que podamos asesorarle. Hemos de recordar que el tiempo NO juega a nuestro favor.

Dos millones de Euros: Indemnización por una negligencia médica


paritUna negligencia que dejó a un bebé inválido

La niña sufrió lesiones en el parto por las que ha quedado inválida de por vida.

Un parto terrible en el que la madre sufrió lo indecible, empezando por las 12 horas que pasaron hasta que finalmente la metieron en el paritorio. Al no poder extraer al bebé con normalidad -ya que la cabeza del feto no cabía por la pelvis-, los médicos deciden utilizar otras técnicas muy agresivas para el parto vaginal provocando a la madre fuertes hematomas, pero sin éxito.

Finalmente se recurre a la cesárea, y al practicarla se produce la rotura del útero causando a la madre una gravísima hemorragia (le administraron 5 bolsas de sangre, 4 de plasma y otras tantas de suero). Al no conseguir cesar la hemorragia los médicos deciden extirpar el útero. Esta desastrosa intervención ha dejado a la madre estéril.

2,1 millones de indemnización

El Tribunal concede esta indemnización por considerar a la niña en situación de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo y por los gastos de adaptación de la vivienda donde reside la niña dado que la menor estará de por vida en silla de ruedas, por lo que es evidente la necesidad de adecuación de una vivienda ajustada a esas características en puertas, baños, sanitarios, etc.

Una buena indemnización para una nefasta actuación médica

Y podría haber sido peor, ya que la madre (que recordemos, ha quedado estéril) no perdió la vida de milagro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies